Make your own free website on Tripod.com







LAS ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) están en pleno apogeo. Existen muchas campañas de "prevención" que lo único que fomentan es el uso de los condones en lugar de promover una sexualidad responsable integrada en la familia y la fidelidad matrimonial. El resultado es la multiplicación de la promiscuidad y de las relaciones sexuales y, con ellas, de las infecciones.

Las estadísticas demuestran una y otra vez que las campañas centradas en el reparto de los condones no reducen las infecciones, sino que las aumentan. Es el mismo proceso que sucede con los abortos y con la píldora del día después: una vez que se autorizan, las parejas caen en la laxitud, olvidan la abstinencia y se lanzan desenfrenadamente a la promiscuidad sexual, incrementándose los embarazos, los abortos y las infecciones venéreas.

Actualmente se está produciendo en Europa una explosión desbocada de las ETS, a pesar de las campañas informativas gubernamentales centradas en el reparto masivo de condones.

Los datos sanitarios son contundentes: los preservativos no están consiguiendo frenar las ETS, de hecho, estas enfermedades están convirtiéndose en una nueva plaga que sólo un cambio de enfoque en el tratamiento del sexo puede cambiar.

El Comité Independiente Anti-Sida (CIAS) publica en su página de internet un listado de hasta 31 enfermedades de transmisión sexual susceptibles de contagiar a los más atrevidos e incluso a los que no lo son tanto.

"Estas ETS están en expansión debido al fomento del uso del preservativo. Lo que parecería ser una cierta barrera, acaba produciendo un efecto llamada o multiplicador de los contactos sexuales diversos", dice el CIAS en la introducción al listado.

Por su interés, reproducimos íntegra la lista de las 31 enfermedades de transmisión sexual.



1. Amebiasis: por la infección que origina la ameba Entamoeba histolytica, protozoo rhizópodo. Perforaciones del intestino o amebiasis cutánea (úlceras alrededor del ano cuando la disentería amebiana es muy intensa). Puede conducir a la formación de abscesos en el hígado, los pulmones, y con menos frecuencia en el corazón. En casos raros puede incluso alcanzar y lesionar el cerebro.



2. Campilobacteriosis: por la bacteria Campylobacter jejuni. La fiebre va seguida de náuseas (aunque raramente vómitos), dolor abdominal intenso, calambres y diarrea, por este orden. La diarrea puede ser tanto acuosa, como mucosa o incluso sanguinolenta. La diarrea se autolimita a los dos o tres días y el resto de síntomas remiten espontáneamente en torno a siete o diez días.



3. Candidiasis: por el hongo Candida albicans, que produce micosis en piel, lesiones cutáneas (enrojecimiento o inflamación de la piel) acompañadas de prurito y sarpullido. En las infecciones vaginales puede presentarse flujo blanquecino, con un característico olor a levadura.



4. Chancroide: causada por una bacteria gram negativa llamada Haemophilus Ducreyi. Su principal síntoma son las úlceras genitales que se rompen después de unos cuantos días.



5. Condyloma Acuminata (verrugas genitales): causada por el virus del papiloma humano (VPH). Se transmite al mantener relaciones sexuales por vía oral, genital o anal con un compañero infectado.



6. Criptosporidiosis: enfermedad oportunista causada por el parásito Cryptosporidium parvum. Suele producir síntomas como náuseas, vómitos o diarrea.



7. Citomegalovirus: es una forma de Herpes virus; en humanos es conocido como Human herpesvirus 5 (HHV-5). Pertenece a la subfamilia Betaherpesvirinae de la familia Herpesviridae. Su nombre significa "virus muy grande". Algunas personas pueden sufrir síntomas mononucleosis infecciosa, con fiebre prolongada, y una leve hepatitis. Una vez que una persona ha sido infectada, el virus quedará latente en esa persona de por vida.



8. Donovanosis: infección bacteriana (causada por el Calymmatobacterium granulomatosis) progresivamente destructiva de la región genital, caracterizada por ulceración e hiperplasia epiteliomatosa.



9. Enfermedad del VIH o Sida: sobradamente conocida.



10. Escabiasis: es una ectoparasitosis cutánea muy contagiosa producida por el ácaro Sarcoptes scabie variedad hominis, parásito humano obligatorio.



11.Infecciones Entéricas.



12. Gardnerella vaginalis (también Haemophilus): Gardnerella vaginalis es un bacilo implicado en la enfermedad llamada vaginosis bacteriana, que está caracterizada por un desbalance en la flora normal de la vagina.



13. Giardiasis: es una enfermedad diarreica ocasionada por la Giardia intestinalis (conocido también como Giardia lamblia).



14. Gonorrea: también denominada blenorragia, blenorrea y uretritis gonocócica. Es una enfermedad de transmisión sexual provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae o gonococo. En el varón este germen provoca uretritis y prostatitis. En la mujer, vaginitis y cervicitis, pero también endometritis, salpingitis (inflamación aislada de las trompas de Falopio) y enfermedad inflamatoria pélvica aguda. Caracterizada por enrojecimientos en el área genital.



15. Granuloma inguinal: infección causada por el Calymmatobacterium granulomatosis.



16. Hepatitis.



17. Herpes genital: causada por dos virus que pertenecen al grupo herpesvirus hominus, el HSV-1 y el HSV-2, conocidos, respectivamente, como herpes simple tipo 1 (HSV-1) y como herpes simple tipo 2 (HSV-2). Erupción de pequeñas ampollas, generalmente dolorosas, sobre los genitales o ano produciendo demasiado ardor o rasquiña (picazón) desesperante. La piel se erupciona haciendo más difícil su curación.



18. Infección por hongos.



19. Linfogranuloma venéreo (infección por clamidias).



20. Meningococcemia: infección peligrosa que ocurre cuando el meningococo Neisseria meningitidis invade el torrente sanguíneo. Por lo general hay sangrado dentro de la piel (petequias y púrpura) y el tejido de esas áreas puede morir (tornarse necrótico o gangrenoso). Si el paciente sobrevive, las áreas sanan dejando cicatrices.



21 Micoplasmas genitales.



22. Molusco contagioso (Molluscipoxvirus Molluscum Contagiosum): es una enfermedad cutánea de etiología vírica, concretamente poxvirus.



23. Piojos púbicos o ladillas (Pediculosis pubis).



24. Listeriosis: es una infección debida a la bacteria Listeria monocytogenes. En el adulto, la listeriosis se manifiesta como una gripe, con fiebre y dolores difusos. Suele pasar inadvertida. Sin embargo, puede adoptar una forma más grave y transformarse en meningitis o en una infección generalizada.



El feto puede ser contaminado por la madre durante el segundo o el tercer trimestre de la gestación. El niño corre el riesgo de morir antes de nacer o de ser prematuro y estar afectado por la enfermedad: septicemia (infección generalizada en la sangre) asociada a meningitis, lesión del hígado o neumonía.



25. Salmonella.



26. Sarna: La escabiosis es una enfermedad de la piel causada por el ácaro parásito Sarcoptes scabiei, llamado comúnmente arador de la sarnilla. La picazón esta formada por la reacción alérgica del cuerpo ante el parásito, que causa pequeños granos, ampollas y pequeñas úlceras con costras. No causa fiebre, a excepción de que exista infección.



27. Shigelosis: forma de disentería, una enfermedad infecciosa ocasionada por un grupo de bacterias Gram negativas llamadas Shigella. La mayoría de las personas infectadas con shigelosis contraen diarrea, fiebre y dolor abdominal agudo o calambres, tenesmo (dolor rectal con cólico), vómitos y náuseas a partir de un día o dos después de su exposición a la bacteria. La diarrea es a menudo sanguinolenta.



28. Sífilis: producida por la espiroqueta Treponema pallidum. Si no se trata a tiempo, puede ocasionar demencia, problemas circulatorios, ceguera, parálisis, trastornos nerviosos y hasta la muerte. En algunos casos, las personas que supuestamente ya han obtenido la cura todavía pueden infectar a los demás.



29. Tricomoniasis: por la infección del aparato urogenital del hombre y de otros animales por protozoos del género Trichomonas. En las mujeres es habitual encontrarlo en la vagina, donde con frecuencia origina sensación de quemazón, prurito y exudado irritativo; en los hombres puede afectar a la próstata; y en ambos sexos irritar la uretra y la vejiga.



30. Vaginitis.



31. Vaginosis bacteriana.



32. Virus del papiloma humano (VPH): es un virus que afecta a los humanos. Los efectos de algunas de sus variedades están clasificadas como enfermedades de transmisión sexual (ETS). Otras provocan las conocidas verrugas. Algunas de las variedades de VPH que provocan infecciones genitales también pueden causar cáncer cérvicouterino, carcinoma de pene y otros cánceres genitales.






ANTERIOR








VOLVER